Valles Occidentales, Ordesa y Monte Perdido, Huesca

Continuando con el reto de encontrar casas rurales que admitan más de dos perros, os traemos una nueva aventura en una de Huesca que admite, tachan tachan ¡¡¡hasta 6 perros!!!. En nuestro viaje nos acompañan los galguetes Wanda (que ya la presentamos en la entrada de La Boca del Asno , y Lamber (galguete adoptado, recién incorporado a la manada). Para aquellos que quieran saber la fecha de las fotos (por los colores y la ), esta aventura fue realizada en el puente de todos los santos (principios de noviembre).

Valoración del Viaje

Estación autumn Precio Total 2_0
Alojamiento 4_0 Rutas 4_0
Comida 1.5 Experiencias No disponible

¿Dónde nos alojamos?
Alojamiento
Valoración: 4_0 Zonas Comunes:       

Esta pequeña casa localizada en un pueblo cercano a Jaca, cuenta con un jardín totalmente vallado de 400m2, suficiente para soltar a los perretes y que jueguen y desfoguen a sus anchas. No hay problemas de aparcamiento por la zona, y la localización de la casa es sencillísima, la única pega es que está muy cerca de una carretera de paso frecuente y se escucha el tráfico de los coches.

La casa, localizada en el pueblo de Santa Cilia, cuenta con 3 habitaciones, salón-cocina y un baño. Suficiente para 5 personas, pero muy justo para 6. La calefacción fue más que suficiente y no pasamos nada frío durante nuestra estancia. La única pega es que el caliente funciona por depósito, y no da para más de dos baños seguidos. En cuanto a la decoración y mobiliario a nosotros nos pareció confortable y no echamos en falta nada en la cocina (hay horno, microondas, tostador, batidora, cafetera, TV, lavadora, plancha etc.). No obstante, sí recordamos que el sofá se quedaba pequeño para tantos. Es una casa para dormir y hacer excursiones, no para encerrarse y no salir en una semana.

El precio total de la estancia por 3 noches fue 285€ (95€/noche), no hay suplemento por llevar mascotas. Para formalizar la reserva, hay que hacer una trasferencia del 25% al número de cuenta que te indican por correo cuando contactas con ellos, y el resto de la estancia se paga en efectivo.

Nosotros la reservamos a través de la página de escapada rural (URL: https://www.escapadarural.com/casa-rural/huesca/casa-rural-la-posada), no obstante os dejamos su página web en el siguiente enlace: http://www.casarurallaposada.es/.

A continuación os dejamos unas fotos de la casa:

El trato con los dueños fue acogedor y cercano, tienen dos perros (un pastor alemán de pelo largo y un westie) y conocen perfectamente el mundo de los perros y lo difícil que es viajar con ellos, lo cual es de agradecer. No hubo desconfianza por su parte, ni nos pidieron fianza, ni tampoco nos pusieron reglas en la casa con los perros. Solo nos dijeron que hiciéramos que se divirtieran y que disfrutásemos todos mucho de los Pirineos (que por cierto, se ven desde la casa). Si visitáis su página web, podéis ver que tienen una presentación de casa dogfriendly, ya que tienen un vínculo muy fuerte con sus perros. Como anécdota os contare que inquilinos han tenido muchos, y que es curioso que tan solo han tenido problemas con la gente que NO lleva perros. El dueño de la casa nos contaba que hubo una vez que una pareja reservó la casa durante una semana con seis perros: 2 mastines y 4 galgos. Aceptaron recelosos, porque pensaban que les iban a destrozar la casa, y nada más lejos que la realidad: son clientes comunes y suelen limpiar la casa cuando se marchan, en agradecimiento a los dueños. Nosotros, sin ir más lejos hicimos lo mismo (además de recoger los excrementos de los perros del jardín, haciendo varias batidas), ya que nos pareció un gesto amable por nuestra parte y crea una grata experiencia el dueño, generando confianza en los huéspedes perrunos, como es el caso. Aprovecho la ocasión para remitiros al post de la Casa Rural de Toledo, (Navahermosa, Toledo) donde dimos unos consejos de cómo evitar sustos, cuando viajas con tantos perros.

Os dejamos unas fotos del precioso jardín:

Y también, un par de videos donde se aprecia mejor:

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=wEkkH9UZ5fI[/embedyt] [embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=EwjswkZM6JA[/embedyt]

¿Qué visitamos?
Pueblo de Santa Cilia de Jaca
Valoración: 3.5 Zonas Comunes:       

No podíamos olvidar la visita al pueblo de Santa Cilia de Jaca, es bastante bonito y acogedor, y la panadería del pueblo (solo hay una) hace unas tortas artesanas riquísimas (y el pan por supuesto). Es un pueblito chiquitín, con mucha tranquilidad y donde los perros pueden ir suelos por casi todas las calles (excepto la principal, que tiene algo de tráfico). Además hay un río a las afueras del pueblo, donde los más valientes pueden darse un chapuzón. 

Os dejamos unas fotos de este pueblito:

Valles Occidentales
Valoración: 5.0 Zonas Comunes:       

En nuestra estancia por Huesca, no pudimos dejar de visitar los desconocidos y solitarios Valles Occidentales, donde nos hicimos una ruta sencilla de unas 2 horas. Es una ruta práctica por un camino bien pavimentado, sin riesgos y sin mucha inclinación, y sobre todo solitario. Es una excursión donde no hay mucha gente, y a los pocos que te encuentras no te ponen caras por ir con perros, es más los saludan. En esta excursión obtuvimos unas vistas preciosas de los Pirineos españoles y franceses, rodeados de valles de tonos otoñales.

Las carreteras son un poco estrechas y claustrofóbicas, y el pavimento no está en buen estado (síntoma de que no va casi nadie), por lo que hay que conducir con cuidado. Durante el trayecto hay zonas por donde poder aparcar y descansar, y en una de ellas paramos a apreciar las fabulosas vistas (y todos los colores del otoño). Y es que, a principios de noviembre es la fecha perfecta para ver la conjunción de los tres colores: verde, amarillo y rojo.

A continuación o dejamos algunas fotos de la ruta por los valles:

Excursión (fallida) a Ordesa y Monte Perdido
Valoración: Zonas Comunes:       

Sí, el titulo está bien. Y es que después de mucho planificar y preparar, cuando llegamos a Torla para subir a Ordesa y Monte Perdido resultó que el parking estaba completo y no pudimos pasar de Torla…. Sí, fue una verdadera lástima. No obstante, si mi experiencia os sirve, para acceder al parking del valle hay que estar allí antes de las 9:00 de la mañana, y de esta manera podréis subir con el coche hasta el valle de Ordesa, si no llegáis, podéis dejar el coche en el parking de Torla y, o bien podéis subir andando, o bien podéis pagar un autobús, donde los perros viajan en el maletero (yo no lo recomiendo). Es necesario comentar, que hay periodos donde está restringido subir en coche hasta el valle (principalmente el periodo estival), y las únicas formas de subir son las que ya os he comentado. A continuación os dejo la ubicación del parking de Ordesa, al que no pudimos llegar:

Nosotros decidimos viajar durante el puente de todos los santos, porque precisamente no está prohibida la circulación de turismos, por eso y por ver el valle de Ordesa en todo su esplendor. En este enlace os dejo toda la información acerca de los autobuses, precios, fechas prohibidas para la circulación de turismos, mascotas etc. https://www.ordesa.net/parque-nacional/autobuses

No obstante, aunque con mal sabor de boca, visitamos el pueblo de Torla que es precioso y dicho sea de paso, caro. Quizás fuera por la desazón, o el frío que hacía, o que los perros se pasaron atados toda la estancia sin poder soltarlos por el pueblo, pero en general me pareció un sitio turístico muy caro (había artículos al TRIPLE de precio que en Santa Cilia) y poco dogfriendly, ya que no había apenas terrazas para sentarse con los perros a tomar algo, y no encontramos ningún bar/ donde pudiéramos entrar a calentarnos.

A continuación os dejamos unas fotos de Torla:

Estación de Canfranc
Valoración: 4_0 Zonas Comunes:       

Fue algo improvisado. Frustrados por lo de Ordesa, decidimos visitar esta estación y dicho sea de paso, buscar un lugar donde soltar a los perros. Lo segundo no fue posible, y los pobres tuvieron que desfogar en el jardín de la casa, después de una mañana viajando en el coche (menos mal que contábamos con esta posibilidad). La estación no decepcionó, es preciosa y el verla nevando fue espectacular. Actualmente no presta servicio (y es una lástima), porque creo que revalorizaría mucho la zona y sería un punto para aquellos viajeros que no disponen de coche (o no les gusta conducirlo), pero quieren visitar la zona. Os dejo la ubicación y unas fotos:

A continuación os dejamos unas fotos de la estación:

¿Dónde comimos?
Pueblo de Ansó
Valoración: 1.5 Zonas Comunes:      

Una vez completado nuestra excursión a los Valles Occidentales, nos entró el hambre y acabamos en Ansó buscando un restaurante donde pudiéramos probar la gastronomía local a un precio asequible (y que admitiera el pago con tarjeta). Así fue como encontramos el Hostal Restaurante Kimboa, donde pudimos comer a un precio razonable, los manjares de esta tierra. Os dejo la ubicación:

Lo que sí es una lástima, es que no admitieran perros en el local (motivo por el cual, también tiene esa valoración tan baja) . Ya sabéis, que siempre intentamos hacer el pack (casa + restaurantes con perros), para fomentar este tipo de turismo, pero en este caso no fue posible, y tuvimos que dejar a los perros en el coche (con el alma en vilo, ya que estuvimos pensamos en si les pasaría algo). Cabe destacar, que en noviembre y en los Pirineos hacia un frío tremendo (aun estando en otoño), motivo por el cual dejamos a los perros en el coche y no comimos en la terraza (algo que sería impensable en otra época, como verano, donde los perros sólo están en el coche si está puesto el aire acondicionado y si estamos nosotros con ellos). A continuación os dejo unas fotos de los platos y del restaurante:

Una vez comidos, decidimos dar una vuelta por este pequeño y encantador pueblito, que es sin duda uno de los pueblos más bonitos de España. No pudimos disfrutarlo mucho (en noviembre, a partir de las 16:00h ya empieza a ponerse el sol, y creerme no queréis estar a la intemperie por la noche, pero es una visita que recomiendo hacer, ya que no tiene desperdicio.

Conclusiones

¿Qué nos ha gustado?

Sin dudar a dudas, la casa. El tener un sitio de referencia a una hora escasa de Monte Perdido y de los Valles Occidentales, que admita 4 perros sin ningún tipo de pegas, es todo un lujo. Poder viajar con tus perros y los de tu familia o amigos es una experiencia única, donde se fortalecen los vínculos y los perros aprenden y maduran (y tu disfrutas de verlos como disfrutan).

¿Qué no nos ha gustado?

El no poder subir a Ordesa y Monteperdido. Era la joya de este viaje y uno de los motivos principales por los que subir a Huesca y no pudimos. Síntoma inequívoco de que tendremos que repetir.

 
Categorías: España

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: