Embalse de Alcorlo, Guadalajara

Entre lluvia y lluvia de esta primavera buscamos una escapada perruna que nos permita desconectar y apreciar la naturaleza, es por ello que en esta entrada os relatamos nuestro viaje por el Embalse de Alcorlo y Río Bornova. Este embalse situado en la sierra norte de Guadalajara, es un lugar ideal para soltar a nuestros perretes y dar un frío chapuzón primaveral. En esta ocasión Kiwi y Napalm han ido de excursión con dos de sus mejores amigas: Kira y Misha.

Valoración del Viaje
Estación spring Precio Total No disponible
Alojamiento No disponible Rutas  4.0
Comida  No disponible Experiencias No disponible

¿Qué visitamos?
Embalse de Alcorlo
Valoración: 4.0 Zonas Comunes:       

El Embalse de Alcorlo es un gran desconocido, muy poco frecuentado y perfecto para disfrutar un día “a tus anchas” sin que nadie te moleste. Un lugar precioso, rodeado de playas de rocas, donde poder evadirse de cualquier preocupación. Aquí os dejamos la ubicación para llegar a él:

Tiene muy fácil acceso con el coche, pudiendo llevar el mismo prácticamente hasta la orilla, y hay muy buena visibilidad (para poder vigilar las trastadas de las perras). En esta ocasión, no hubo mucho chapuzón por parte de nuestras protagonistas, ya que prefirieron explorar todos los olores y jugar a las carreras.

En general, el terreno discurre por una gran explanada, con poca sombra, por los que recomendamos llevaros sombrilla si vais en los meses mas calurosos (en nuestro caso, tras tanta lluvia primaveral, agradecimos un poquito de sol). Es un lugar ideal para esparcirse, ya que esta retirado de la civilización, con ese punto salvaje que todos los amantes de la naturaleza necesitamos de vez en cuando. Por eso, recordamos la necesidad de concienciar a los visitantes y dejar la naturaleza tal y como la encontramos, sin depositar basura que arruine un lugar tan idílico (y que es hogar de muchos animales, aunque durante nuestras visitas pasen desapercibidos).

 

Río Bornova
Valoración: 4.0 Zonas Comunes:       

El Río Bornova “nace” al sur del pantano, justo en la desembocadura de su presa. Es un lugar espectacular en medio de una preciosa hoz, llena de brotes verdes primaverales. Sus aguas son cristalinas (y un poco frías), pero perfectas para que los perrretes disfruten de sus primer baño de temporada. Aquí os dejamos la ubicación:

En este precioso lugar, nos encontramos un paisaje solitario, virgen y salvaje. Perfecto para disfrutar tranquilamente de un a la orilla del río. Aquí los perros pueden chapotear sin preocupaciones y es un sitio perfecto para pasar un día picnic, ya que no lo frecuenta la gente. El río es critalino y no cubre, quizás el único peligro es que los perretes salgan corriendo detrás de algún pececillo.

En esta ocasión, Kira se acercó en busca de un chapuzón y jugar con las salpicaduras de los demás y Napalm disfrutó mucho sacando todas las piedras que había en el río. Kiwi y Misha son más bien de secano, por lo que se contentaron con mojarse las patitas.

Conclusiones

¿Qué nos ha gustado?

El Río Bornova, es un lugar bello, lleno de naturaleza y con los primeros brotes primaverales la vista es espectacular: verdes brillantes sobre un río cristalino.

¿Qué no nos ha gustado?

Nada, ha sido una aventura estupenda, donde todos hemos disfrutado.

 

 
Categorías: España

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: